miércoles, 13 de septiembre de 2017

Una Carta de Dios Para Ti

Sermón Adventista para predicar en una Noche de Oración

Cita Bíblica: 1 Juan 2:14

INTRODUCCIÓN
Una carta tiene:
Un emisor y un Receptor
El Texto Se organiza con claridad, concisión, precisión y exactitud.
El mensaje es  cortes y amable.
Busca impresionar positivamente al destinatario (Receptor).
Busca una reacción favorable a los intereses del remitente (Respuesta)
Busca dar información completa.

DESARROLLO
La carta de Dios para nosotros es la Biblia y en ella encontramos el mensaje de Dios para nuestra vida. En esta carta encontramos que Dios nos ama y provee lo necesario para vivir aquí mientras esperamos su venida:
Jeremías  31:3. Leer
El amor de Dios por mí es eterno y no depende de mi actitud, Dios siempre me seguirá amando
Mateo 7:11 Leer
Así como los padres damos todo por nuestros hijos, Dios no negara nada a sus hijos.

En esta carta también me dice que mientras espero su venida debo ir a predicar el evangelio.
Marcos 16:15 Leer
Mientras esperamos su venida, Cristo Jesús nos manda a predicar, a mostrar a otros el amor de Dios y cuando hacemos esto somos los primeros beneficiados, nuestra fe se fortalece y sentimos la necesidad de estudiar y leer la carta de nuestro Dios (La Biblia)
En esta carta también me dice que el pecado nos separó de Dios porque Dios es un Dios justo por lo tanto no puede relacionarse con los pecadores, pero agradezco a Cristo Jesús que murió la muerte que yo merecía como consecuencia de mi pecado y ahora en Jesús tengo el acceso al padre.
Juan 14:6  y Romanos 3:24
Es por medio de Cristo Jesús que tengo el acceso a Dios, es el sacrificio de Cristo que cubre mis pecados y ahora solo tengo que aceptarlo y hacer lo que él me indique para obtener la salvación. Juan 14:15

Esta carta también me dice que Cristo viene Pronto por mí y que dedo estar listo.
Juan 14:1-3. Mateo 24:36-39.
No cabe duda que Jesús vendrá así lo dice en la carta que nos mandó, debemos estar listos y justamente ante nuestros ojos están sucediendo las señales como en los días de Noé. Debemos estar atentos porque nadie sabe la hora de su venida pero si tenemos las advertencias
-          En esta noche hemos leído que Dios nos Ama y provee todo lo necesario para la vida.
-          También leímos que mientras esperamos que Cristo venga por nosotros debemos predicar el evangelio.
-          Cristo viene pronto por cada uno de nosotros y debemos estar atentos a las señales de su venida.

CONCLUSIÓN
En Juan 10:10 leemos que: “El propósito del ladrón es robar y matar y destruir; el propósito de Dios es darnos  una vida plena y abundante”. La vida plena y abundante que el Señor nos promete no tiene que ver necesariamente con acumular riquezas y bienes materiales. La vida abundante tiene que ver con vivir llenos de su presencia, y bajo su plena bendición. Hay quienes poseen  mucho en lo material, pero no tienen paz ni felicidad en su corazón, por eso, el dinero de nada les sirve. Dios suplirá todas nuestras necesidades tanto físicas como espirituales en gran manera, porque así lo ha prometido en su palabra. Una bendición completa y absoluta, que integra todas las cosas que conforman nuestra existencia. Él nos creó y sabe perfectamente todo lo que necesitamos, por eso hoy debes aferrarte a esta promesa del Señor.  Recuerda también lo que Jesús dijo en Mateo 7:11: “Pues si ustedes, que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más su Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan!”.

Miércoles es  Noche de Oración.

“Orar por las peticiones y agradecimientos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario